Paredes separadoras de viviendas con zonas comunes – cómo cumplir el DB-HR

Muros de ladrillo | MURALIT

Las paredes separadoras en edificios de viviendas son las responsables del confort acústico dentro de cada una de las viviendas. Por eso es muy importante conocer las exigencias que establece el Documento Básico DB-HR Protección Frente al Ruido y los parámetros que intervienen en su cálculo, para realizar un dimensionado correcto de la pared y así cumplir las exigencias normativas que aseguran un confort acústico óptimo.

Objetivo de este artículo

  • Dar a conocer las exigencias que establece el Documento Básico DB-HR Protección Frente al Ruido para paredes separadoras de viviendas y para paredes separadores de viviendas con zonas comunes
  • Conocer los parámetros necesarios para el dimensionado de las paredes separadoras y qué valores mínimos tienen estos parámetros para asegurar un buen confort acústico y el cumplimiento del Código Técnico de la Edificación

Tipos de paredes separadoras

En las obras de edificación, el usuario final cada día es más exigente con las prestaciones de los sistemas constructivos y de los materiales que se incorporan en del edificio. Junto con las exigencias térmicas y energéticas, el usuario exige unas condiciones acústicas cada vez más elevadas que aumenten su confort dentro del edificio. 

Por ello es primordial realizar un buen diseño de las particiones interiores verticales de los edificios, que son las que nos separan del resto de usuarios del edificio o de la maquinaria de instalaciones que existe en el mismo. Y para realizar ese correcto diseño, es necesario conocer tanto las exigencias que establece la normativa como los sistemas constructivos que ofrecen las prestaciones necesarias para cumplir dichas exigencias. 

Las paredes separadoras más representativas en un edificio de viviendas son:

Pared separadora de viviendas: son los elementos de separación vertical que dividen estancias que están en diferentes unidades de uso.  

Pared separadora de viviendas | MURALIT

Ej.: elemento de separación entre el salón de una vivienda y el dormitorio de otra vivienda.

Pared separadora de viviendas con zonas comunes: son los elementos de separación que dividen la estancia de una unidad de uso con una zona común del edificio.

Pared separadora de viviendas con zonas comunes | MURALIT

Ej.: elemento de separación entre una cocina y el distribuidor común del edificio. 

Aislamiento acústico a ruido aéreo:

Los elementos constructivos interiores de separación de viviendas y de separación de viviendas con zonas comunes deben cumplir unas características tales que se cumpla:

1) En los recintos protegidos:
El aislamiento acústico a ruido aéreo, DnT,A, entre un recinto protegido y cualquier otro recinto habitable o protegido del edificio no perteneciente a la misma unidad de uso y que no sea recinto de instalaciones o de actividad, colindante verticalmente con él, no será menor que 50 dBA, siempre que no compartan puertas o ventanas.
Cuando sí las compartan, el índice global de reducción acústica, ponderado A, RA, de éstas no será menor que 30 dBA y el índice global de reducción acústica, ponderado A, RA, del cerramiento no será menor que 50 dBA.

2) En los recintos habitables:
El aislamiento acústico a ruido aéreo, DnT,A, entre un recinto habitable y cualquier otro recinto habitable o protegido del edifico no perteneciente a la misma unidad de uso y que no sea recinto de instalaciones o de actividad, colindante verticalmente con él, no será menor que 45 dBA, siempre que no compartan puertas o ventanas.
Cuando sí las compartan y sean edificios de uso residencial (público o privado) u hospitalario, el índice global de reducción acústica, ponderada A, RA, de éstas no será menor que 20 dBA y el índice global de reducción acústica, ponderado A, RA, del cerramiento no será menor que 50 dBA.

En la siguiente tabla, podemos ver un resumen de las exigencias acústicas que establece el DB-HR para las paredes separadoras de viviendas y para las paredes separadoras de viviendas con zonas comunes:

Exigencias DB-HR para paredes separadoras de viviendas | MURALIT

Flujo de trabajo

Flujo de trabajo para paredes separadoras con zonas comunes | MURALIT

Los parámetros que definen los elementos de separación vertical son:

a. m, masa por unidad de superficie del elemento base, en kg/m2
b. RA, índice global de reducción acústica, ponderado A, del elemento base, en dBA
c. ΔRA, mejora del índice global de reducción acústica, ponderado A, en dBA, debida al trasdosado

Condiciones mínimas de los elementos de separación de viviendas y de viviendas zona común:

En la siguiente tabla se establecen los valores mínimos que deben cumplir cada uno de los parámetros acústicos que definen los elementos de separación verticales. Para paredes separadoras de viviendas o paredes separadoras de viviendas con zonas comunes, basta con elegir los valores que no están entre paréntesis, los cuales nos asegurarán 50 dBA in situ:

Tabla 3.2 del DB-HR | MURALIT

Por ejemplo, si fuéramos a diseñar una partición vertical de dos hojas de fábrica con bandas elásticas perimetrales, y que esta partición dividiera dos viviendas dentro de un bloque de viviendas, sería suficiente con tener una masa del muro de mínimo 130 kg/m2 y un RA mínimo de 54 dBA.

Conclusión

Las paredes separadoras interiores verticales de un edificio de viviendas son, probablemente, junto con el cerramiento exterior, la partición más importante de un edificio de viviendas. El buen diseño de las paredes separadoras asegurará al usuario un buen confort acústico, lo que mejorará la calidad de vida de los usuarios dentro de su vivienda. 

El DB-HR establece unas exigencias, medidas con la obra terminada, con ensayos normalizados in situ en los recintos de cada unidad de uso de las viviendas. Esto asegura que tenemos un aislamiento acústico adecuado en el recinto, ya que anteriormente con los ensayos en laboratorio no se aseguraba un buen confort acústico en la vivienda construida (las condiciones de las estancias, flancos, etc. varían respecto a un laboratorio).

Particiones verticales interiores – tipos y resistencia acústica

Particiones verticales interiores | MURALIT

Desde 2009, con la entrada en vigor del «Documento Básico DB-HR Protección Frente al Ruido«, la exigencia acústica de los recintos dentro de un edificio se mide con un ensayo «in situ» en la vivienda construida. La normativa también estableció nuevos criterios para el cálculo de esta medida a la hora de hacer el dimensionado de las particiones verticales interiores.

Tipos de tabiques interiores | MURALIT

Hace ahora 10 años, la normativa acústica cambió de manera radical en España, aumentando las exigencias para conseguir un mayor confort acústico en las viviendas. Hasta ese momento, la normativa vigente era la Norma Básica de la Edificación NBE-CA-88 «Condiciones acústicas en los edificios». Ver las diferencias principales de esta antigua normativa con el actual DB-HR nos va a ayudar a entender mejor ese Documento Básico.

Normativa acústica DB-HR del CTE | MURALIT

Normativa acústica desde 2009

Como vemos en esta tabla resumen, el cambio más significativo de la normativa fue el tipo de ensayo que se debe realizar. En la NBE-CA-88 el tipo de ensayo que se debía realizar era un ensayo en laboratorio del elemento separador, mientras que con la normativa actual el ensayo debe ser un ensayo «in situ» en la vivienda construida. El ensayo en laboratorio nos da la resistencia acústica, RA, que tiene nuestro elemento separador. El ensayo in situ en el edificio terminado nos da el aislamiento acústico a ruido aéreo, DnT,A.

Al ser un valor obtenido en laboratorio, el RA nos da un valor de resistencia acústica contando con la perfecta ejecución de la pared y sin tener en cuenta los forjados o el resto de paredes que sí forman parte de un entorno real. El aislamiento acústico a ruido aéreo, DnT,A, al ser un ensayo en edificio terminado, sí tiene en cuenta todos estos factores, por lo que convierte el DnT,A en un valor más restrictivo que el RA.

Además de cambiar la tipología de ensayo, la nueva normativa aumenta la exigencia de decibelios. Pasamos de una exigencia en laboratorio de 45 decibelios ponderados (dBA) a una exigencia de 50 decibelios ponderados (dBA) en el edificio terminado. 

En caso de tener una pared con un RA>50 dBA, ¿asegura un DnT,A > 50 dBA? NO. En la medición in situ influyen otros factores como la geometría de los recintos, prestaciones acústicas de todos los elementos, el diseño de las uniones entre elementos y una correcta ejecución. 

En resumen, el DB-HR busca garantizar el confort acústico del usuario en el interior de los edificios mediante requisitos ‘in situ’ y mayores niveles de aislamiento acústico.

CLASIFICACIÓN DE LAS PARTICIONES VERTICALES INTERIORES EN VIVIENDAS

En un bloque de viviendas, por ejemplo, tenemos que empezar distinguiendo las diferentes unidades de uso (las explicamos en este artículo sobre unidades de uso y tipos de recintos).

En nuestro caso del ejemplo, tenemos tres viviendas, siendo cada una de ellas una unidad de uso, a la que hay que sumar la zona común. Las diferentes unidades de uso están divididas en espacios habitables y espacios protegidos. 

Estas divisiones generan diferentes tipos de particiones verticales interiores:

Tipos de tabiques en una vivienda | MURALIT
  • Tabiquería: elementos de separación vertical que dividen estancias dentro de la misma unidad de uso. Ej.: Elemento de separación entre salón y cocina de una misma vivienda. 
  • Separadora de viviendas: elementos de separación vertical que dividen estancias de diferentes unidades de uso. Ej.: Elemento de separación entre salón de una vivienda y el dormitorio de otra vivienda. 
  • Separadora de viviendas con zonas comunes: elementos de separación que dividen una estancia de una unidad de uso con una zona común del edificio. Ej.: Elemento de separación entre una cocina y el distribuidor común del edificio. 
  • Separadora de viviendas con ascensor (Recinto de instalaciones o de actividad): elementos de separación que dividen una estancia de una unidad de uso con un cuarto de instalaciones, un recinto de actividad o un ascensor que tiene la maquinaria adosada al mismo. Ej.: Elemento de separación entre un dormitorio y el ascensor común del edificio. 
  • Medianeras: Elementos de separación que dividen una estancia de una unidad de uso con un edifico colindante (pudiendo existir o no tal edificio) Ej.: Elemento de separación entre una baño y un edificio colindante.

Flujo de trabajo

Cumplimiento normativa acústica | MURALIT

Para el cumplimiento del «Documento Básico» de Protección frente al Ruido del Código Técnico de la Edificación (CTE DB-HR), es necesario contar con ciertos parámetros de las particiones verticales interiores, que son los siguientes: 

  1. m, masa por unidad de superficie del elemento base, en kg/m2 
  2. RA, índice global de reducción acústica, ponderado A, del elemento base, en dBA 
  3. ΔRA, mejora del índice global de reducción acústica, ponderado A, en dBA, debida al trasdosado 

Estos parámetros vendrán dados a partir de ensayos acústicos de la partición vertical. Se puede comprobar si estos valores son suficientes para cumplir la exigencia de resistencia acústica in situ (DnT,A) de la partición vertical, por medio de dos métodos del DB-HR: la ‘Opción simplificada’ o el ‘Método General’.

Opción simplificada o Método general

En caso de optar por la justificación de la ‘Opción Simplificada’ del DB-HR, contando con estos tres parámetros podemos entrar en la tabla ‘3.1. Parámetros de la tabiquería’ y ‘Tabla 3.2. Parámetros acústicos de los componentes de los elementos de separación verticales’ del DB-HR. 

La opción simplificada es la más conservadora de las que establece el DB-HR, ya que no se realiza ningún tipo de cálculo y con los datos de los ensayos acústicos descritos anteriormente nos aseguran el cumplimiento de las exigencias «in situ» que establece la normativa. 

El ‘Método General’, sin embargo, hace un estudio caso por caso en las situaciones más restrictivas. Para el estudio de estos casos existe la ‘Herramienta de Cálculo del Documento Básico HR de protección frete al ruido’. La herramienta sirve para realizar uno a uno el chequeo del aislamiento acústico de parejas de recintos a ruido aéreo y de impactos o simultáneamente y para calcular la absorción acústica y tiempo de reverberación. Es aplicable a los proyectos de rehabilitación y edificación existente. 

Para el uso de esta herramienta necesitamos los mismos parámetros comentados anteriormente. La diferencia con respecto al método simplificado, es que en este caso se estudian caso por caso mediante la formulación que establece la herramienta y la normativa, y ésta nos devuelve el valor de Resistencia Acústica In situ (DnT,A) para el cumplimiento de las exigencias del DB-HR.

Conclusión

Es importante entender la diferencia entre los parámetros de Resistencia Acústica (RA) y la Resistencia Acústica In situ (DnT,A). El cambio a la normativa actual exige que la resistencia acústica sea in situ y no en el laboratorio, lo cual aumenta el confort acústico de las viviendas. 

A la hora de hacer la justificación del Código Técnico debemos tener en cuenta qué parámetros necesitamos de las particiones verticales interiores, m (kg/m2) y RA, para que a través del método general o bien por el método simplificado, se pueda conocer la Resistencia acústica in situ (DnT,A) y compararla con la exigencia que marque el Código Técnico.

Tipos de acabados interiores en edificios

En un edificio existen varios tipos de acabados, desde los exteriores de fachadas hasta los interiores del edificio, pasando por los acabados de suelos y techos. Cada uno de ellos tiene una solución que se considera más adecuada para un acabado perfecto.

En este artículo vamos a desarrollar los acabados de paramentos verticales interiores, cómo llegar a una buena solución y la aplicación de ellos en un entorno BIM.

Objetivo del artículo

Conocer las distintas soluciones constructivas para acabados interiores verticales y cómo se aplican en edificios.

Desarrollo

En la construcción de edificios es tan importante la solución constructiva de los mismos, como los acabados que se le den a cada una de esas soluciones.

Los acabados se enmarcan en cuatro grandes grupos:

  • Fachadas
  • Particiones interiores
  • Suelos
  • Techos

A cada uno de ellos se le pueden aplicar distintas soluciones, en función del uso que vaya a tener el edificio y de los diferentes ambientes que se pretendan crear. Por ello, es muy importante tener bien definido el diseño de los espacios exteriores e interiores.

En este artículo vamos a tratar principalmente las soluciones para los acabados en paramentos verticales interiores.

En general, las particiones verticales interiores de tabiquería, constructivamente hablando, se pueden realizar de dos formas

  • con tabiquería cerámica
  • con entramado autoportante

A esas soluciones se aplican los diferentes tipos de acabados, generalmente:

  • Yeso: Este acabado solo se utiliza en tabiquería cerámica cuando se desea una terminación lisa y se aplica directamente sobre el paramento cerámico. Se emplea para estancias interiores secas (como dormitorios y salón)
  • Placa de yeso laminado: Al igual que el yeso, esta solución aporta un acabado liso a las estancias interiores secas. Se puede aplicar en tabiquería cerámica o en particiones con entramado autoportante.
      • La planeidad de la fábrica es muy buena, lo que permite que la placa de yeso laminado vaya pegada directamente al ladrillo de gran formato, consiguiendo un acabado mucho más perfecto que el yeso
      • Si se emplea un entramado autorpotante, la placa de yeso laminado se fija mecánicamente al entramado
  • Alicatado: Se utiliza principalmente en cuartos húmedos (como cocinas y baños) y se puede aplicar tanto en tabiquería cerámica como en soluciones con entramado autoportante, pero existen diferencias entre ellos.
      • En soluciones cerámicas, el alicatado se aplica directamente, al igual que el yeso. Por eso, con esta solución conseguimos un espesor reducido de la partición interior
      • En tabiquería con entramado autoportante, previa al alicatado se coloca una placa de yeso del tipo WA mediante fijación mecánica. Con esta opción se produce un aumento del espesor de la tabiquería completa y, por tanto, un aumento del gasto de material y del coste

Estas soluciones se utilizan del mismo modo en los acabados interiores de fachadas y en medianeras para espacios secos y húmedos.

Aplicación en Revit

La aplicación de estos materiales en los proyectos desarrollados en Revit se realiza de una manera fácil e intuitiva, tal y como se explica en el artículo: ¿Qué son las familias de Revit? Y cómo generar un muro personalizado. Al elegir un tipo de muro determinado, se pueden ver sus componentes, de qué materiales está hecho y los espesores constructivos de cada uno de ellos.

En la composición de un elemento se debe elegir el material y la función específica que tiene cada una de las capas que componen el muro, siguiendo un orden de prioridad en cuanto a la función estructural:

  • La capa Estructura (1) tiene prioridad 1 y es en la que se apoya el resto del muro, suelo o cubierta
  • Sustrato (2) tiene prioridad 2, corresponde al material que sirve de base para otro (como el entramado autoportante o el ladrillo de gran formato)
  • La Capa térmica/de aire (3) tiene prioridad 3
  • La Capa membrana no tiene asignada ninguna prioridad, es la que se utilizaría para evitar la entrada del vapor de agua. Generalmente es conveniente que esta capa tenga grosor 0 en Revit
  • El Acabado 1 (4) con prioridad 4 corresponde al acabado exterior tanto de las particiones verticales como de las horizontales
  • Y por último, el Acabado 2 (5) está asignado a la capa interior del paramento (yeso, placa de yeso laminado o alicatado, en el caso que tratamos)

Además del orden de prioridad, hay que tener en cuenta que las capas se ordenan según su composición desde la cara exterior a la interior.

Funciones de los muros en Revit | MURALIT

En el caso que trata este artículo, hay que tener en cuenta las funciones: Acabado 1 y Acabado 2. En el caso de tabiquería interior, se aplica la función Acabado 2 (5) y se le asigna el material correspondiente a la solución constructiva que se proponga.

Tipos de acabados de muros en Revit | MURALIT

Flujo de trabajo:

Flujo de trabajo para elegir una partición interior

1. Elección del tipo de partición que se va a utilizar:

La partición puede ser un elemento vertical exterior o interior, o una partición horizontal (suelo o techo). En este caso, la elección es: partición vertical interior.

Elegir partición interior vertical en Revit | MURALIT

2. Elección del elemento estructural de la partición:

La tabiquería puede ser cerámica o de entramado autoportante. Se opta por el material cerámico, en concreto por el ladrillo de gran formato, que aporta solidez, estabilidad, alta resistencia acústica y resistencia al fuego.

Elegir ladrillo de gran formato en Revit | MURALIT

3. Elección de la zona de la vivienda:

Dentro de un edificio de viviendas existen tres casos diferenciados de particiones interiores: entre estancias secas (dormitorio-salón), entre un espacio seco y una zona húmeda (salón-cocina), y entre dos zonas húmedas (cocina-baño). El caso elegido será la partición interior ‘seco-seco’.

Partición interior vertical entre dos cuartos secos | MURALIT

4. Elección del material de acabado final:

Dependiendo del tipo de zona de la vivienda se puede elegir, principalmente, entre: yeso, placa de yeso laminado y alicatado. Al tratarse de una separación entre dos estancias consideradas secas, la elección está entre el yeso o la placa de yeso de laminado. Se opta por revestir las paredes de ladrillo de gran formato con las placas de yeso laminado, para conseguir un sistema constructivo con altas prestaciones, puesto que a todas las ventajas del ladrillo de gran formato mencionadas anteriormente se le añade el acabado perfecto que ofrece la placa de yeso.

Elegir acabado para partición interior en Revit | MURALIT

Esta elección de TABIQUERÍA INTERIOR DE CERÁMICA CON PLACA DE YESO LAMINADO es la solución óptima para cumplir con las exigencias del Código Técnico de la Edificación (CTE).

Conclusión

En el diseño de un edificio es muy importante tener en cuenta todos los elementos que lo componen, desde la envolvente exterior hasta la interior. Por ello, una buena elección en las soluciones constructivas de las particiones interiores es una parte principal en la composición del edificio. Optar por unos elementos estructurales que aporten mayor solidez y unos materiales que consigan acabados perfectos, aportarán al edificio una composición perfecta de diseño y cumplimiento del Código Técnico de la Edificación.

Unidades de uso y tipos de recintos de un edificio, según el DB-HR

En este artículo vamos a definir las unidades de uso y los recintos contemplados en el Documento Básico DB-HR Protección Frente al Ruido, y a desarrollar un ejemplo para mostrar los distintos tipos.

Muros con aislamiento acústico | MURALIT

Para una correcta utilización de las tipologías de muros y tabiquerías es necesario tener clara la diferencia que establece el DB-HR tanto en las unidades de uso como en los recintos. 

Las particiones verticales (tabiques y separadoras) deben cumplir las exigencias de aislamiento acústico frente a ruido interior establecidas por el DB HR del CTE.

En función del tipo de recintos y de si estos pertenecen o no a una misma unidad de uso, el DB HR establece distintas exigencias a ruido aéreo y de impactos entre recintos, in situ, cuantificadas mediante los índices DnT,A y L’nT,W. Asimismo, adicionalmente, en determinados casos específicos, el DB HR establece unas exigencias de aislamiento acústico en laboratorio a las particiones verticales (tabiquería interior, recinto del ascensor, conductos de ventilación, etc.), cuantificadas mediante el índice RA.

De este modo, por ejemplo, entre un recinto protegido y cualquier otro recinto de otra unidad de uso, siempre y cuando no compartan puertas o ventanas, la exigencia de aislamiento acústico a ruido aéreo in situ, DnT,A, sería de 50 dBA, mientras que entre dos recintos habitables pertenecientes a distinta unidad de uso, sería de 45 dBA.

Por todo ello, para una correcta utilización de las tipologías de muros y tabiquerías es necesario tener clara la diferencia que establece el DB HR tanto en las unidades de uso, como en los recintos.

Unidad de uso:

Edificio o parte de un edificio que se destina a un uso específico, y cuyos usuarios están vinculados entre sí, bien por pertenecer a una misma unidad familiar, empresa, corporación; o bien por formar parte de un grupo o colectivo que realiza la misma actividad. En cualquier caso, se consideran unidades de uso, las siguientes: 

  1. En edificios de vivienda, cada una de las viviendas
  2. En edificios de uso hospitalario, y residencia público, cada habitación incluidos sus anexos; 
  3. En edificios docentes, cada aula o sala de conferencias incluyendo sus anexos;

2. Los recintos protegidos especificados en la tabla 2.1.2.1, pueden o no formar parte de una unidad de uso, por ejemplo una sala de reuniones dentro de un hotel, no es una unidad de uso, pero sí es un recinto protegido. Por lo que no tiene exigencias de aislamiento acústico a ruido interior con respecto a otras salas de reuniones, y sí con respecto al exterior.

3. Destinados a asistencia sanitaria de carácter ambulatorio (despachos médicos, consultas, áreas destinadas al diagnóstico y tratamiento, etc.)

4. Con independencia de su volumen.

5. En uso administrativo, zona del edificio destinado a ser utilizada bajo una titularidad diferenciada, bajo un régimen no subsidiario respecto del resto del edificio y cuyo proyecto de obras de construcción o reforma, así como de la actividad prevista, sean objeto de control administrativo.

Ejemplo de unidades de uso en un edificio residencial público

Recinto habitable:

Recinto interior destinado al uso de personas, cuya densidad de ocupación y tiempo de estancia exigen unas condiciones acústicas, térmicas y de salubridad adecuadas. Se consideran recintos habitables los siguientes: 

  1. habitaciones y estancias (dormitorios, comedores, bibliotecas, salones, etc.), en edificios residenciales 
  2. aulas, salas de conferencias, bibliotecas, despachos, en edificios de uso docente 
  3. quirófanos, habitaciones, salas de espera, en edificios de uso sanitario u hospitalario
  4. oficinas, despachos; salas de reunión, en edificios de uso administrativo
  5. cocinas, baños, aseos, pasillos. Distribuidores y escaleras, en edificios de cualquier uso
  6. cualquier otro con un uso asimilable a los anteriores

En el caso en el que en un recinto se combinen varios usos de los anteriores, siempre que uno de ellos sea protegido, a los efectos del DB-HR se considerará recinto protegido. 

Se consideran recintos no habitables aquellos destinados al uso permanente de personas o cuya ocupación, por ser ocasional o excepcional y por ser bajo el tiempo de estancia, sólo exige unas condiciones de salubridad adecuadas. En esta categoría se incluyen explícitamente como no habitables los trasteros, las cámaras técnicas y desvanes no acondicionados, y sus zonas comunes.

Recinto protegido:

Recinto habitable con mejores características acústicas. Se consideran recintos protegidos los recintos habitables de los casos a), b), c), d). 

Recinto de actividad:

Aquellos recintos, en los edificios de uso residencial (público y privado), hospitalario o administrativo, en los que se realiza una actividad distinta a la realizada en el resto de los recintos del edificio en el que se encuentra integrado, siempre que el nivel medio de presión sonora estandarizado, ponderado A, del recinto, sea mayor que 70 dBA. Por ejemplo: actividad comercial, de pública concurrencia, etc. 

A partir de 80dBA se considera recinto ruidoso. Todos los aparcamientos se consideran recintos de actividad respecto a cualquier uso, salvo los de uso privativo en vivienda unifamiliar. 

Recinto de instalaciones:

Recinto que contiene equipos de instalaciones colectivas del edificio, entendiendo como tales, todo equipamiento o instalación susceptible de alterar las condiciones ambientales de dicho de dicho recinto. A efectos del DB-HR, el recinto del ascensor no se considera un recinto de instalaciones a menos que la maquinaria esté dentro del mismo. 

Recinto ruidoso:

Recinto de uso generalmente industrial, cuyas actividades producen un nivel medio de presión sonora estandarizado, ponderado A, en el interior del recinto, mayor que 80 dBA.

Tipos de recintos en un edificio | MURALIT

FLUJO DE TRABAJO

Sin entrar en los requerimientos del CTE en cuanto a exigencias acústicas, la mejor manera de identificar tantos las unidades de uso como los recintos es establecer un flujo de trabajo ordenado. 

Se establecen una serie de pautas aconsejables a modo de ejemplo: 

  • Análisis unidades de uso
    El primer paso a la hora de analizar el proyecto es ver las diferentes unidades de uso que se desarrollan en éste y que dependerán directamente del uso propio del edifico, pues no es el mismo criterio en un edificio docente que en un edificio residencial.

En el caso de Revit, es fácil distinguirlas una vez identificadas mediante la creación de habitaciones; de esta forma, añadiendo la información correspondiente a cada habitación, el propio programa genera un esquema de color.

  • Análisis recintos
    El siguiente paso sería detectar los recintos y la disposición que éstos tendrán en el plano. De igual modo que en el punto anterior, identificamos habitación por habitación y obtenemos nuestro esquema de color, que nos facilitará mucho el trabajo

De esta forma, podemos identificar fácilmente a qué recinto o unidad de uso pertenece cada una de las habitaciones.

CONCLUSIÓN:

La información aportada mediante parámetros de proyecto nos permitirá modificar datos contemplados en el CTE, que nos ayudarán a generar el estándar de calidad requerido.

¿Qué son las Familias de Revit? Y cómo generar un muro personalizado

En este artículo vamos a explicar las 3 familias de Revit: Familias de sistema, Familias cargables y Familias in situ, así como sus características. Y también vamos a aconsejarte cómo generar un muro personalizado que pueda ser editable y nos aporte la información necesaria.

Familias de Revit | MURALIT

Las familias de Revit son todos los elementos que podemos añadir a nuestro proyecto, son la base de la estructura de Revit. Tienen una información que se desarrollará mediante una serie de parámetros modificables, dependiendo del tipo de familia.

Las familias adquieren una información en el modelo, a modo de contenedor virtual, donde volcar los datos. Gracias a éstos, se pueden realizar análisis, mediciones, presupuestos y mucha más documentación esencial para la elaboración del proyecto. 

Las familias de Revit se dividen en 3 tipos: Familias de sistema, cargables e «in situ».

1. Familias de sistema:

Son aquellas que contienen los elementos con los que se pueden modelar elementos constructivos básicos. Suelen ser familias que, ya por defecto, contienen gran cantidad de información paramétrica en el modelo. 

  • Son aquellas que sólo se pueden crear dentro de un proyecto, no se pueden exportar como archivos independientes
  • Solo podemos generar un nuevo tipo duplicando uno existente
  • Se transfieren entre proyectos diferentes a través de transferencia de normas, o copiando y pegando
  • Para definirlo de una manera más coloquial, estas familias son los elementos de un proyecto de arquitectura que no podemos robar físicamente en una obra.

Ejemplos de Familias de sistema: muros, cubiertas, suelo,…

Configurar muros en REVIT | MURALIT
Cubiertas en REVIT | MURALIT

2. Familias cargables o externas:

A diferencia de las familias de sistema, las cargables son aquellas familias que se generan en un archivo a Revit externo .rfa y después se cargan desde éste a los proyectos.

  • Son aquellas que se crean y modifican en un archivo independiente, en el editor de familias
  • Podemos tener una biblioteca personalizada con elementos a usar en diferentes proyectos
  • Gracias a los parámetros podemos tener diversos tipos de cada familia
  • La familia definirá la geometría del elemento, y el tipo o ejemplar definirá sus parámetros
  • Para diferenciarlas bien de las familias de sistema, podemos decir que son elementos de un proyecto de arquitectura que podemos robar físicamente en una obra

Ejemplos de Familias cargables: mobiliario, sanitarios, luminarias, pilares, electrodomésticos, vegetación,…

Mobiliario mesa en REVIT | MURALIT
Mobiliario sillón en Revit | MURALIT

3. Familias in situ: 

Son aquellas familias que existen solo en el proyecto donde se generan, y normalmente responden a geometrías complejas o situaciones extraordinarias y singulares que no se pueden atajar de otra forma.

  • La utilización de estas familias debería ser lo más restringida posible
  • Se pueden generar sólidos o vacíos que se unen a geometrías existentes para resolver situaciones complejas
 
Familias insitu de Revit | MURALIT

FLUJO DE TRABAJO

Pasos a seguir para elegir un muro | MURALIT

Los pasos aconsejados para realizar cualquier muro son:

Propiedades de los muros | MURALIT

Elección del tipo de muro: 

  • Muro básico: son los muros compuestos por capas, entendiendo cada una de ellas como las diferentes partes y materiales, así como su grosor asociado.

Un ejemplo de muro básico podría estar compuesto por una primera capa PYL o alicatado (1,5 o 2cm) + una segunda capa gran formato (7cm) + una tercera capa PYL o alicatado (1,5 o 2 cm). Este muro podríamos duplicarlo y modificar cualquiera de sus propiedades para generar un muro distinto en cualquier momento.

Editor características de los muros | MURALIT
  • Muro apilado: se trata de varios muros básicos (con sus respectivas capas), apilados unos encima de los otros. 
  • Muro cortina: se trata de cualquier muro exterior enlazado a la estructura del edificio y que no dirige las cargas del suelo o de la cubierta del edificio. La manera de generarlo es igual que un muro básico, pero su configuración y definición es más compleja.

Altura del muro

  • Generando niveles que nos servirán como planos delimitadores (entendiendo éstos como restricción de base y siendo nuestro arranque de muro y restricción superior como la coronación de éste) o
  • Aplicando una altura definida al muro, mediante la opción “no conectado”.

Colocación de muros 

Según la opción que decidamos a la hora de colocar cualquier muro, éste se generará de una forma u otra, pudiendo ser:

  • Eje del núcleo: se colocará por el centro de su capa estructural
  • Eje del muro: se colocará por el centro del mismo
  • Cara de acabado exterior/interior: se colocará el muro por su parte externa o interna
  • Cara de núcleo exterior/interior: se colocará por el exterior o interior de su capa estructural

Uso

Además de todo lo comentado, podemos especificar si el muro que vemos es un elemento estructural, no portante,… En el caso de generarlo como muro estructural Revit, nos pedirá que indiquemos también si es de carga, arriostramiento o combinado estructural.

Conclusión

Los muros tienen que dar respuesta a muchas características de nuestro proyecto. El manejo de los parámetros de información en el ámbito BIM nos permite la personalización del estándar de calidad que queremos conseguir en nuestro proyecto.